Castilla y León pionera en incluir la revisión de las instalaciones eléctricas en la Inspección Técnica de Edificios

La Asociación Provincial de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Valladolid, APREMIE, participó en el II Congreso ITE+3R que se clausuró ayer en León con la participación de más de 400 profesionales del sector de la construcción.

Miembros de PECALE en el
II Congreso ITE+3R
I

En esta edición se conocieron los avances tecnológicos y sociales de la rehabilitación de los edificios y la importancia de la Inspección Técnica de Edificación, ITE, que se ha erigido como un impulsor de actuaciones preventivas de mejora y mantenimiento de los edificios con más de 40 años de Castilla y León. La seguridad, la accesibilidad y la eficiencia energética son tres de los elementos a tener en cuenta en dichas inspecciones, ofreciendo así revalorización a los propietarios y garantía en las transacciones inmobiliarias.

Como novedad en la ITE se ha avanzado que Castilla y León será pionera en la implantación de la inspección de las instalaciones eléctricas en los edificios que se sometan a estas intervenciones.

Cuarto de servicios comunes,con lo que se supone que debería de ser el Cuadro General de Distribución y Protecciones de los servicios comunes

Cuarto de servicios comunes, con lo que se supone que debería de ser el Cuadro General de Distribución y Protecciones de los servicios comunes

En concreto ha sido el coordinador de Servicios de la Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica de Industria, Carlos Iván Riñones quién expuso el nuevo tratamiento de las instalaciones eléctricas en la inspección técnica de edificios.

Así la Federación Regional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de Castilla y León, PECALE, de la que APREMIE es miembro, colaboró estrechamente con la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta de Castilla y León, con su Servicio de Promoción Pública de Viviendas y con el Instituto de la Construcción de Castilla y León para elaborar eficaces herramientas que activen un control en este tipo de instalaciones eléctricas.

Hasta ahora las instalaciones eléctricas de baja tensión de los edificios de viviendas no se sometían a ningún tipo de revisión, aunque sí se contemplaba alguna excepción, como que si las mismas habían sido modificadas o reparadas y en caso de que fuera necesario, se deberían verificar por los técnicos que realicen las ITEs que dichas actuaciones han sido realizadas por una empresa instaladora habilitada de baja tensión.

Cuarto de contadores con el Cuadro Gral. de Distribución y Protecciones alimentado con el cable Neutro colgando

Cuarto de contadores con el Cuadro Gral. de Distribución y Protecciones alimentado con el cable Neutro colgando en mal estado.

¿A qué instalaciones eléctricas afecta la ITE?

Con la nueva normativa, en la ITE se contemplan dos tipos de revisiones en las instalaciones eléctricas de las edificaciones. Por un lado las instalaciones de baja tensión que precisan cada cinco años la inspección de un Organismo de Control, OCA:

  • Instalaciones comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW.
  • En los locales de pública concurrencia inspecciones.
  • Garajes con más de 25 vehículos.
  • Piscinas con potencia superior a 10 kW.
  • Alumbrado exterior con potencia superior a 5 kW.

Por otro lado se encuentran las instalaciones eléctricas de baja tensión que no están sometidas a inspección periódica de un Organismo de Control. En este caso y dado que el reglamento electrotécnico de baja tensión no precisa un régimen de mantenimiento para este tipo de instalaciones, el técnico que realice la ITE deberá verificar una serie de puntos que se consideran imprescindibles para garantizar la seguridad de la instalación.

Además, la nueva normativa contempla que las instalaciones eléctricas que tengan suscrito un contrato de mantenimiento, aunque el mismo no sea obligatorio también, evitarán la necesidad del chequeo del inspector ITE.

Responder

APREMIE

La Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Telecomunicaciones de Valladolid, (APREMIE) es una organización empresarial que nació hace 40 años para defender y representar los intereses colectivos del sector eléctrico en los distintos ámbitos que afectan su actividad.